Las caídas dañan, la vergüenza mata, el amor perdona y la verdad reconstruye...

martes, 15 de mayo de 2012


La bendición de poder llamarnos maestros abarca muchos aspectos de la vida de la gente, a través de nosotros se crean grandes mentes,  definimos los estilos de pequeños que pasan por nuestras vidas, que, sin darnos cuenta marcamos con nuestro estilo inigualable del día a día.

La figura del maestro se ha deteriorado con el paso de los años y pagamos las consecuencias de los malos ejemplos del pasado, sin en cambio esto no hace que nuestra labor se demerite si no que por el contrario nos reta a definirnos como docentes mejores de lo que la sociedad espera.

Hoy celebramos la bendición de poder ser MAESTRA, de poder tener  en mi vida el dominio de hacer este país mejor para mis hijos, sus hijos, y la gente del futuro.

FELIZ DIA DEL MAESTRO a aquellos que tenemos la bendición de que nos llamen así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario